lunes 26 DE septiembre DE 2022

La gestión de Omar Gutiérrez sumó 5.400 empleados públicos

En lo que va de la gestión de Omar Gutiérrez al frente del Ejecutivo ingresaron al Estado provincial 5.418 empleados públicos. Una sencilla cuenta muestra que unos ocho trabajadores por día hábil llegaron a la órbita provincial en poco menos de tres años.

En total, la planta estatal neuquina ya alcanza a los 63.184 asalariados. La cifra representa un incremento del orden del 9% cuando se compara los números oficiales del cierre del último trimestre de este año respecto de finales de 2015.

Lo datos son realmente significativos y más aun teniendo en cuenta el rol que sigue cumpliendo Estado dentro de la economía de la provincia. Por dar un ejemplo cualquiera, los más de 63.000 empleados de la administración pública neuquina representan hoy cuatro veces la totalidad de la planta de trabajadores de YPF en el país, firma que proyecta ingresos para este año en torno a los 400.000 millones de pesos, contra una estructura de recursos públicos del orden de los 80.000 millones estimada para todo el 2018. Es decir, que la administración pública neuquina es cuatro veces más grande en personal que YPF y genera el 20% de la riqueza que la petrolera estatal.

Estas comparaciones lineales sólo sirven para intentar entender la magnitud de los acontecimientos, pero no para ordenar una estrategia que dé solución a la enorme cantidad de trabajadores públicos que tiene el sistema neuquino que, sumadas las intendencias y las comisiones de fomento, alcanzan los 78.500 estatales. La estadística refleja, en este sentido, que una de cada dos familias en la provincia tiene algún integrante que trabaja en el Estado neuquino. Pero cuando se analizan con cierto grado de profundidad organismos o dependencias ministeriales, se observa que existen familias completas -mayormente de confianza política- que se mantienen en el tiempo como trabajadores públicos, en puestos clave de la administración. En este tipo de Estados ‘partitocráticos’, la confianza desplaza a la meritocracia. Es un tradicional dispositivo de reparto clientelista de los recursos públicos, estructurado y permanente, que le permite consolidar a los gobernantes su posición con varios tipos de apoyos o lealtades.

Los abusos que genera el sistema son enormes. Tal vez el más saliente de estos últimos tiempos fue el nombramiento del exgobernador Jorge Sapag con el pomposo cargo Coordinador Interinstitucional del Ministerio de Gobierno y Justicia, días después de dejar su mandato (2007-2015). Nunca presentó a la ciudadanía una reseña sobre los ejecutado en sus funciones. El senador nacional, Guillermo Pereyra, fue más allá levantado su voz “Él ya cumplió con su función de gobernador. Ahora está con un nombramiento en el cual no cumple sus tareas. Está de ñoqui”. La impunidad, es otra de las características de la ‘partitocracia’.

Crecimiento

Volviendo a las estadísticas oficiales, los servicios de Seguridad, Educación y Salud crecieron por debajo de la media del Poder Ejecutivo. Esto muestra que el crecimiento del personal en la administración central y en las empresas públicas se encuentra por encima de la media mencionada en torno al 9%.

Por otra parte, la cantidad de estatales que incorporó el sistema judicial creció 12% en el período de análisis mientras que la planta del Poder Legislativo lo hizo tan sólo en un 2%.

Caída en 2018,
una señal
Un dato que llamó la atención y que fue remarcado por el ministro de Economía de Neuquén, Norberto Bruno, fue la caída que registro la planta de personal entre el período de septiembre 2018 y diciembre 2017. Según la estadística oficial, al cierre del año pasado el estado neuquino contaba con 64.132 trabajadores registrados. Para fines del mes pasado, esa cifra se ubicaba en 63.184 estatales, lo que refleja una merma de 948 empleados en los primeros nueve meses del año en curso. La mayor parte de esta pérdida fue absorbida por el sistema de Educación. Los datos oficiales destacan que suman 974 los trabajadores que se deprendieron de esta área. En el sistema de Seguridad, se perdieron 50 trabajadores en lo que va de este año, mientras que en Salud se incorporaron algo más de 200 empleados. Bruno asegura que esta caída en la cantidad de personal es producto de una mejor gestión del recurso humano en estos casi tres años al frente de la cartera económica.

Fuente: Diario Rio Negro

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7

Share via
Copy link
Powered by Social Snap