jueves 1 DE diciembre DE 2022

El dólar blue subió a $205 y marcó un nuevo récord

La calma que había mostrado el dólar blue en los últimos días se esfumó en pocas horas este miércoles, cuando el informal dio un salto de $5,5. Así llegó a $205 y volvió a marcar un nuevo récord, a solo cuatro días de las elecciones. Con este incremento, la brecha con respecto al dólar mayorista, que cotiza a $101,1, se ubica en 105%. 

Este salto lleva al informal al valor nominal más alto registrado hasta ahora. En octubre del año pasado el blue llegó a tocar los $195, lo que actualizado por la inflación que hubo en estos 13 meses lo llevaría a los $260 para igualar el valor real de entonces.

El blue había tocado los $200 por primera vez el 4 de noviembre, pero ese mismo día retrocedió a $199. Se mantuvo en ese nivel por dos ruedas consecutivas -viernes y lunes- hasta que el martes volvió a reaccionar, con un alza que 50 centavos, que lo dejó en $199,5.

La cotización de $205 es la que se consigue hoy en el microcentro. Pero en los barrios y en el conurbano, el precio ya escala a $208, al igual que en la mayor parte de las provincias. En algunos distritos incluso toca los $210. En las cuevas más alejadas de la city porteña hay menos oferta y por lo tanto precios más elevados.

La semana previa a las elecciones le suma presión al mercado cambiario, en un contexto de inflación en alza y con el dólar oficial cada vez más atrasado con respecto a la evolución de los precios.

La rueda de este miércoles estuvo recargada, con operaciones por US$770 millones en el mercado spot, por US$227 millones en el segmento de futuros y por US$998 millones en el Rofex. Para los operadores la alta demanda estuvo fogoneada no solo por la incertidumbre electoral, sino también por el feriado del jueves en Estados Unidos.

Con esta demanda en alza, el Banco Central tuvo que salir a vender nuevamente, esta vez por US$180 millones, que se suman a los US$110 millones que entregó el martes.

Con esto se puso fin a la tregua que la autoridad monetaria había conseguido a finales de la semana pasada, cuando le ordenó a los bancos que no incrementen su tenencia de dólares en el mes. Con menos demanda en el mercado, el Central, habia comprado US$280 millones el viernes pasado y además obtuvo un resultado neutro el lunes de esta semana.

¿Por qué sube el blue?

El mercado informal suele activarse en la cercanía a las elecciones. Esta vez se suma un ingrediente más y es la percepción fuerte de que después de los comicios habrá una corrección cambiaria.

Desde el Gobierno los funcionarios se empeñan en decir que esto no ocurrirá. Pero desde el sector privado coinciden en que la ecuación actual es muy difícil de sostener. En lo que va del año, la inflación ronda el 41% -el dato de octubre se conocerá mañana-, mientras el dólar oficial apenas subió 18%.​

Este desfasaje se produce porque el Gobierno, depues de un salto en al emisión monetaria, intentó usar al dólar como ancla para evitar que se disparen los precios. Y ante las elecciones, lo sigue manteniendo pisado -tanto al dólar minorista como a las versiones intervenidas del dólar financiero- para evitar que la escalada inflacionaria se profundice aún más. El contado con liqui cerró a $182 en el controlado y a $212 en el segmento libre.

A lo largo de 2021 el Banco Central fue reforzando el cepo cambiario y cerrando el torniquete para que cada vez sea más difícil adquirir divisas. Esta restricción no vale solamente para los que van por el dólar ahorro, sino que también se les imponen limitaciones a los importadores y a las empresas que necesitan dólares para cubrir deudas en el exterior.

Aún así, la sangría de reservas se mantiene. El martes las reservas brutas cerraron en US$42.796 millones. Pero cuando se miran las reservas netas, las que efectivamente puede usar el Central para intervenir en el mercado, la cuenta baja a US$3.000 millones. Y se achicará aún más en el mes próximo, cuando el Gobierno pague el vencimiento de US$1.900 millones que mantiene con el Fondo Monetario.

Precisamente, la demora en cerrar el acuerdo con el Fondo y en en definir un plan económico aumenta la incertidumbre y le agrega tensión al mercado cambiario.

«A nivel cambiario, los operadores siguen con atención la rápida reanudación de los saldos negativos que dejan las intervenciones al BCRA, el cual se espera que podría evaluar un nuevo régimen tras los comicios para frenar el drenaje en las reservas netas», indicó el operador Gustavo Ber.

«La confirmación de un triunfo electoral robusto por parte de la oposición debería representar un dato favorable para el mercado, aunque a corto plazo, y a la luz de la reacción observada en el oficialismo inmediatamente después de las primarias, podría observarse un repliegue para cubrirse de un caso de mayor radicalización (“kircherización”) de la coalición gobernante», apuntó la consultora ACM.

FUENTE: Diario CLARIN

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7

Share via
Copy link
Powered by Social Snap