jueves 18 DE julio DE 2024

El Estado paga 12 jubilaciones de privilegio de ex presidentes y vicepresidentes por el equivalente a 400 jubilaciones mínimas

  • La Cámara de Diputados de la Nación rechazó eliminar las jubilaciones de privilegio y despertó las críticas del presidente Javier Milei, quien renunció a ese derecho.
  • Por “jubilaciones de privilegio” se conocen a los regímenes especiales que, por cuestiones particulares de algunas actividades o por mérito, reciben algunos trabajadores o funcionarios públicos. Los presidentes y vicepresidentes se encuentran dentro de esta lógica.
  • En febrero se pagaron jubilaciones especiales a 4 ex presidentes, 4 viudas (se incluye a Cristina Fernández de Kirchner) y una hija de ex presidente, y 3 vicepresidentes. En total costaron $ 64,8 millones brutos, el equivalente a 400 jubilaciones mínimas.

Las jubilaciones de privilegio para ex presidentes y vicepresidentes quedaron en el centro del debate público luego de que la Cámara de Diputados de la Nación rechazara eliminar este régimen, lo que provocó la respuesta del presidente Javier Milei (La Libertad Avanza), quien presentó ante la ANSES su renuncia a este derecho.

En esta nota te contamos a qué jubilaciones se las considera de “privilegio”, cuántas personas la cobran en la actualidad y qué ocurre con las asignaciones a ex presidentes y vices, que en febrero costaron $ 64,8 millones brutos, el equivalente a 400 jubilaciones mínimas.

La votación de Diputados y la respuesta de Javier Milei

La Cámara de Diputados de la Nación rechazó en su última sesión eliminar el régimen de jubilaciones de privilegio para los presidentes y vicepresidentes de la Nación, medida que estaba contemplada en el proyecto de modificación del actual sistema de movilidad jubilatoria, que fue aprobado por Diputados y que promueve aumentos en los haberes.

El artículo 11 del proyecto presentado por la Unión Cívica Radical (UCR) proponía la eliminación de “las asignaciones mensuales vitalicias destinadas a presidente y vicepresidente de la Nación para quienes culminen sus mandatos con fecha posterior a la sanción de esta ley”. Es decir, que no afectaba a quienes la cobran actualmente.

Si bien el proyecto de jubilación fue aprobado en general, el artículo 11 fue rechazado en particular (por 111 votos contra 109) por los bloques de Unión por la Patria, Hacemos Coalición Federal y otros bloques minoritarios.

Tras la votación, desde la Oficina del Presidente cuestionaron la decisión al sostener, a través de un mensaje en X, que los legisladores “optaron por perpetuar los privilegios de algunos”.

Por su parte, Milei presentó ante la ANSES su renuncia a la jubilación de privilegio, que ya fue aceptada, según comunicó el vocero presidencial Manuel Adorni.

¿Quiénes cobran jubilaciones de privilegio en la Argentina?

Rafael Rofman, especialista en temas previsionales, señaló a Chequeado que “la expresión ‘jubilación de privilegio’ no existe legalmente, es una forma de referirse genéricamente al conjunto de regímenes que existen por fuera del régimen general. Esto incluye esquemas diferenciales, especiales, retiros, provinciales, cajas profesionales, entre otros”.

En un trabajo publicado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), Rofman divide a estos regímenes en 2 grandes categorías: los regímenes diferenciales y los especiales.

Los primeros apuntan a proteger a trabajadores de actividades riesgosas o insalubres (como los mineros o trabajadores de la salud), mientras que los segundos “son esquemas cuya especificidad se justifica en cuestiones de mérito”. Dentro de este último grupo se incluyen a los funcionarios públicos (presidentes, diplomáticos y jueces), pero también a docentes universitarios e investigadores.

La jubilación de presidentes y vicepresidentes se rige por la Ley 24.018 -aprobada en noviembre de 1991-, que alcanza también a los jueces y fiscales. En octubre de 2002 el Congreso derogó la ley, pero el entonces presidente Eduardo Duhalde (Partido Justicialista) vetó la iniciativa y sólo dejó en pie la eliminación de las jubilaciones de privilegio para diputados y senadores nacionales.

De acuerdo con la ley, los presidentes cobran el equivalente al sueldo de un juez de la Corte Suprema de Justicia, mientras que a los vicepresidentes les corresponde el 75% de ese monto. En tanto, las viudas e hijos menores o discapacitados cobran una pensión equivalente al 75% del haber original.

Según explicó Rofman, “la jubilación para presidentes es un régimen especial. Formalmente no es una jubilación, sino una asignación mensual que perciben desde el cese en sus funciones”.

Las jubilaciones de privilegio, en números

De acuerdo con datos del Boletín de Estadísticas de la Seguridad Social, en marzo de 2024 (último dato disponible) 245 mil personas cobraban sus haberes en el marco de alguno de los 7 regímenes especiales que existen.

Esto representa un 3,4% del total de más de 7 millones de beneficios pagados por la ANSES. En términos presupuestarios, en marzo los regímenes especiales le costaron al Estado $ 180 mil millones, el 10,2% de los más de $ 1,7 billones que demandó el pago de haberes de ese mes.

Del total de beneficiarios, el 38,5% (94.300 personas) cobró en marzo menos de $ 500 mil (el equivalente a la canasta básica total de 2 adultos); el 42,4% (103.800) cobró entre $ 500 mil y $ 1 millón; el 17,8% (43.700), entre $ 1 millón y $ 3 millones; y el 1,3% (3.260) más de $ 3 millones.

Con respecto a los presidentes y vicepresidentes, en febrero último el Estado pagó 12 jubilaciones de privilegio a 11 personas, según informó el Gobierno nacional a través de un pedido de acceso a la información realizado por el diario Perfil.

Se trata de los ex presidentes Mauricio Macri (Cambiemos); Cristina Fernández de Kirchner (Frente para la Victoria, quien cobra su asignación y la pensión de Néstor Kirchner); Adolfo Rodríguez Saá (Partido Justicialista); y María Estela Martínez de Perón (Partido Justicialista). También cobran una pensión las viudas de Fernando de la Rúa (Alianza), Inés Pertine; Carlos Menem (Partido Justicialista), Zulema Yoma; Marcelo Levingston (presidente de facto), Bety Andrés; y la hija de José María Guido (UCR), Amalia Guido.

En tanto, los ex vicepresidentes Gabriela Michetti (Cambiemos), Amado Boudou (Frente para la Victoria) y Julio Cobos (Frente para la Victoria) también perciben el beneficio. Alberto Fernández (Frente de Todos) inició el trámite de su jubilación en diciembre de 2023, pero al momento de la respuesta oficial (febrero de 2024) ANSES aún no se le había otorgado.

De ese grupo, el haber más alto es el de Fernández de Kirchner: su jubilación y la pensión de Néstor Kirchner totalizan $ 14,5 millones brutos ($ 9,4 millones de bolsillo). Le siguen Macri, con $ 6,9 millones ($ 4,9 millones de bolsillo); Rodríguez Saá, con $ 6,6 millones ($ 4,8 millones netos) y Yoma, con $ 5,7 millones ($ 4,2 millones de bolsillo).

En total, las jubilaciones de privilegio de presidentes y vicepresidentes costaron en febrero $ 64,8 millones brutos. Esto representa el 0,0037% de la masa total de haberes pagados en marzo (el informe de la ANSES es trimestral y no cuenta con datos de febrero).

Visto de otro modo, la totalidad de las jubilaciones de privilegio hubieran pagado en febrero 400 jubilaciones mínimas con su correspondiente bono ($ 204.400).

Fuente Chequeado

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7