miércoles 12 DE junio DE 2024

La EPC de la Universidad Nacional del Comahue cumple su primer objetivo y lo celebra con la Comunidad de Rincón de los Sauces

El dispositivo de Educación Profesional bimodal del Comahue (EPC) cumplirá su primer objetivo este martes 11 de octubre con la entrega de certificados a 150 participantes que completaron el primer módulo del Trayecto Formativo Bimodal de Rincón de los Sauces Conceptos de Seguridad e Higiene Aplicados a la Industria.

La Universidad Nacional del Comahue sostiene, de esta manera, su acción en las microrregiones de la Norpatagonia y ratifica su compromiso con la ciudad petrolera del norte neuquino, con actividades para el año en curso y el primer semestre del 2023, basadas en acuerdos con la Municipalidad de Rincón de los Sauces y la participación de las empresas del sector energético y organizaciones de la sociedad civil de la microrregión.
El martes 11, a las 18 horas, en el Ciudad Deportiva de Rincón de los Sauces, se realizará el acto de cierre del primer curso con la presencia de autoridades municipales, provinciales y de la casa de altos estudios.
La bimodalidad con encuentros virtuales y prácticas presenciales es el rasgo principal de la EPC. En ella capacitadores y participantes asisten a través de plataformas de los encuentros teóricos y completan su formación con prácticas dictadas en Rincón de los Sauces. Los docentes a cargo del primer curso son el Lic. Pablo Mortada y el Ing. Eduardo Pampiglioni, de la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud (FACIAS).
La EPC fue creada por ordenanza 1008/2022 del Consejo Superior , en el marco del Programa Universitario de Escuelas de Educación Profesional de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación, que aprobó la puesta en marcha de la Convocatoria “Proyectos en el marco del Programa Universitario de Escuelas de Educación Profesional”, destinada a Universidades Nacionales y Provinciales de Gestión Pública. El objetivo del Programa es propiciar la creación y/o el fortalecimiento de las escuelas de educación profesional, mediante el diseño e implementación de trayectos formativos técnicos específicos y focalizados, que promuevan las competencias técnicas necesarias para la inserción laboral en escenarios de cambios tecnológicos constantes.
En ese marco la Universidad Nacional del Comahue accedió a un monto de $ 40.000.000, destinados en su mayor parte a la compra de equipos informáticos, para la creación de un nodo tecnológico instalado en la sede de la Escuela de Ciencias del Mar (ESCIMAR) de San Antonio Oeste.
La EPC es una herramienta de la que dispone la Universidad para llegar a regiones de las provincias de Neuquén y Río Negro en las que no tienen una presencia física ni acción permanente, con propuestas para una franja de la población joven con mayor vulnerabilidad social, con base en la discontinuidad en los estudios y la falta de oportunidades de empleo.
En este caso el Trayecto Formativo Bimodal de Rincón de los Sauces se organizó con el auspicio de la empresa Chevron y constará de cuatro módulos. Tendrá continuidad con el módulo de Manipulación de alimentos aplicados a las industrias y sus cadenas de valor, al que continuarán Compras y Logística en 2023. El Trayecto completa 200 horas cátedra, certificando cada módulo de manera independiente, y reabriendo la inscripción hasta completar los 200 participantes en cada módulo.
Paralelamente se trabaja en la continuidad de las acciones, profundizando los contenidos en cursos con un alcance y exigencia mayor en contenidos y tiempo, para ello se cuenta con el compromiso de las contrapartes públicas y privadas.
En esta experiencia inaugural la mayoría de las participantes son mujeres jóvenes, muchas de ellas con fuertes responsabilidades de cuidado familiar especialmente niñas y niños, con quienes en ocasiones compartieron clases virtuales o las acompañaron a las prácticas. La organización del trayecto, con un trabajo específico en la contención para evitar deserciones y la posibilidad de consulta permanente de las tareas de la coordinación local y el seguimiento a distancia del equipo de la EPC, tuvo como resultado un nivel de certificaciones superior al 75%. El seminario de cierre, que se desarrolló el sábado 1 de octubre, en la escuela primaria 238 de la localidad, tuvo testimonios conmovedores, lágrimas y abrazos, todas muestras de que con su esfuerzo vino el logro del objetivo.
Melisa Marciukaitis afirmó que “fue buenísimo cómo nos trataron como alumnos. Sabemos que son profesores universitarios, que tratan con alumnos de otro nivel y han tenido muchísima pedagogía. Está buenísimo que nos den la posibilidad de ir amoldándonos de a poco, para que el año que viene, con el nuevo trayecto podamos ir mimetizándonos con lo que es hacer una carrera. Muchas veces llega la Universidad a crear un terciario y uno no tiene una mínima base, no sabe con se va a encontrar y se asusta. La base de estos cursos nos ambienta a la tarea de estudiar, a tener confianza para hablar, exponer. Que nos estén preparando de esta manera es algo invaluable para nosotros. Está buenísimo que nos hayan dado esta posibilidad y que estén pensando en traer más”.
También Gisela Verdugo aportó su testimonio: “estamos muy agradecidos, más que nada por la empatía que se generó, por las dificultades que tenemos al ser mamás, ser grandes. Quiero agradecer las oportunidades que han dado siempre a las personas que les ha costado llegar. Con esto tenemos una base si seguimos estudiando”.
Finalmente, Nadia Pérez arrancó lágrimas y aplausos cuando se abrió y dijo su verdad. “Yo quería agradecer porque tengo dislexia y me dieron la oportunidad a pesar de mi condición. Me levanto temprano y camino para llegar hasta acá o a donde tenga clase. Hoy terminar esta etapa es muchísimo para mí, me da una esperanza para seguir a pesar de lo que yo tengo. No lloro de tristeza, sino de la alegría de que gracias a esto pude salir de lo que era mi rutina y aprender algo más porque por la dislexia no pude terminar el secundario. Quiero agradecer porque me ayudaron a crecer muchísimo”, afirmó.

Esta experiencia con la comunidad de Rincón potencia a la educación profesional local y sus posibilidades de réplica en Neuquén y Río Negro. El hecho es que 150 jóvenes retomaron de forma práctica sus estudios y sienten que pueden continuar y soñar con finalizar sus estudios secundarios o retomar o iniciar un trayecto en la educación superior, esa es la valoración real de la misión de la EPC de la Universidad Nacional del Comahue.

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7