martes 29 DE noviembre DE 2022

La muestra de Felipe Noé cautivó a todos en el MNBA

“Si yo supiera, lo que sé es lo que quedó ahí. Es lo único que sé. Creo que la obra de arte es como la radiografía de uno, del espíritu de uno y cuando hablo de espíritu no hablo de alma, hablo de la proyección del ser”, habla Felipe Noé de la creación y de cómo compuso “Mirada prospectiva”, muestra que desde ayer y hasta el 30 de noviembre se puede ver en el Museo Nacional de Bellas Artes  (MNBA).

Felipe Noé es considerado el artista vivo más importante de la Argentina, también escritor, crítico de arte y docente. A su exposición en Neuquén sumó obras inéditas. Es el único plástico que el MNBA recibió dos veces, detalle que el intendente Horacio Quiroga subrayó ayer, en la inauguración de la exposición.

“Yuyo Noé es un artista maravilloso, un vanguardista que expresa en sus obras lo que él define el caos” incluyendo “toda la concepción de lo social”, dijo y sostuvo que esto es una muestra de la política cultural sostenida en el tiempo por su administración distinguiendo a la ciudad de Neuquén en el ámbito nacional.

“Son momentos muy importantes para mostrar la obra de Noé, no solo desde una situación geográfica como es el interior de la Argentina, aunque a mí no me gusta hablar del interior sino de las entrañas de la Argentina, y creo que en ese sentido es fundamental que se reciba acá y viene recibiéndose muy bien”, celebró en la misma sintonía Cecilia Ivanchevich, experta en arte, colaboradora estrecha del artista y curadora de “Mirada prospectiva”.

“Es un artista clave de la historia del arte argentino y que cada vez que hace una cita al pasado tiene un eco en el presente y se proyecta hacia el futuro”, afirmó.

También para Ivana Quiroga, directora del MNBA, la presentación de Noé “es un privilegio único” y la posibilidad que se abre a todos quienes conozcan su obra de descubrir en cómo “el pasado se hace eco en el presente y se proyecta hacia el futuro”. Ahondó: “Sus creaciones transitan por una insondable línea vital conforme a la estructura de la estética del caos proyectando realidades de naturaleza polimórfica”.

Felipe Noé explicó que para él “el caos no es desorden. Orden y desorden son para mí categorías estáticas. El caos es la vida misma. No la vida personal nuestra, sino la vida desde que la vida existe. Es la dinámica de la historia, es la dinámica de todo lo que se entrecruza, y nosotros formamos parte de todo eso. Al caos nosotros lo constituimos, no nos viene por sorpresa”.

“Somos parte de todo un ritmo de caos que no creo sea un concepto, en el sentido de que tiene un opuesto. Eso es orden y desorden. El caos es una concepción vaga pero que sirve para entender esto pero al mismo tiempo tiene muchas aplicaciones de orden diverso que para mí a veces son equivocadas. Como decir, cuando hay un problema de tráfico, qué caos. No, eso es desorden, no es caos. Es dinámica del tiempo. El caos no tiene presente, tiene pasado y futuro porque todo va con una rapidez tan grande que el presente se va”.

De cómo fue concebida conceptualmente la muestra, Ivanchevich contó que como “a lo largo de 60 años de producción de Noé el tema principal que lo convocó es el caos, por lo que era hora de ver cómo llevar a la práctica esa teoría del caos, y por eso presentamos la exposición a través de tres formas de ver la obra”.

Por un lado se plantea “al artista como testigo, es decir, a través de la conciencia histórica”, y por otro, añadió, a través de la “visión fragmentada, o sea, de cómo Noé recoge esa forma de entender la sociedad desde la fragmentación y la plasma en la obra en situaciones de inestabilidad. La inestabilidad es un componente muy impregnante en la imagen de Noé”.

“El mundo está fragmentado, está lleno de rupturas, lleno de posiciones. Y yo quiero entenderme con todo eso que para mí es una forma del ser del caos”, deslizó Noé.

El tercer eje, retomó Ivanchevich, es “la línea vital, todo el componente del dibujo, de la fluidez y la composición, cómo se va armando, sobre todo posterior al 75 que es cuando se produce el gran cambio en su pintura. Y en esta línea vamos a lo que se proyecta sobre todo hacia el 2000”.

“Invirtiendo en cultura no se erra”, insistió el intendente Quiroga, “la cultura forma parte del alma de la ciudad y ahora, con la apertura de la Feria Internacional del Libro de Neuquén el viernes próximo se van a conjugar dos importantes eventos culturales”. “Sabemos que no solo los neuquinos sino los ciudadanos de toda la región disfrutan estas iniciativas y por eso estamos felices”, concluyó.

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7

Share via
Copy link
Powered by Social Snap