lunes 16 DE mayo DE 2022

La reforma política dividió las aguas en el bloque oficialista

Neuquén – El proyecto de reforma política impulsado por el Poder Ejecutivo y su tratamiento estanco en la comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura despertó diferencias internas entre los diputados del Movimiento Popular Neuquino.

El oficialista Claudio Domínguez acusó al presidente del bloque, Mario Pilatti, de no darle prioridad al debate y alertó que sería “una vergüenza” si se aprueba antes de fin de año sin profundizar la discusión. “No sé si se van a poder hacer milagros, faltando solo tres martes”, alertó el legislador.

En la última reunión debía abordarse el capítulo de la reforma relativo al instrumento de votación, pero un extenso temario que agotó los tiempos de la comisión obligó a posponerlo.

“De nada sirve poner desde agosto la reforma política en el orden del día y no tratarla. Si armás una comisión y siempre lo pones último, ¿qué significa? Que no querés tocar al tema. Es preferible que no lo pongas antes que hacerlo para decir simplemente ‘estoy cumpliendo’”, disparó Domínguez.

El legislador, quien llegó a la Legislatura de la mano del ex gobernador Jorge Sapag y hoy cumple su segundo mandato, alertó que sólo quedan tres martes para debatir la nueva ley electoral y recordó que también están demoradas las leyes de acceso a la información o el defensor del pueblo, pedidas por el gobernador Omar Gutiérrez.

“Después en el recinto vamos a decir este tema se debatió desde agosto: mentira, un solo martes se debatió. Es una vergüenza”, manifestó. Propuso como alternativa juntarse después de hora para avanzar en el tratamiento, pero dijo que sería “muy tirado de los pelos”.

Sus diferencias con Pilatti, que también compartirían otros pares del bloque, se manifiestan en las discusiones en comisión. Sin embargo, el diputado las hizo públicas esta semana, no sólo en lo relativo a la reforma, sino ante la negativa de su jefe político de acompañar un proyecto de su autoría que permitía a los legisladores renunciar voluntariamente a sus dietas.

“Gracias al presidente de mi bloque, Mario Pilatti, no se aprobó proyecto que presenté que permitía que diputados se bajen su dieta y gastos”, publicó en sus redes sociales y motivó comentarios de militantes reprochando la actitud del presidente de la bancada. Otros fueron más allá y pidieron su expulsión del partido.

Domínguez afirmó que su enojo se debe a que primero Pilatti había comprometido su acompañamiento y luego retiró su apoyo a la hora de votar. “Siento que faltó a la palabra y eso no significa ninguna ruptura, sino saber con quién estás jugando”, afirmó el diputado.

También existieron otros temas que enfrentaron anteriormente a los dos legisladores oficialistas.

Domínguez explicó que sus “diferencias metodológicas” con su par de bloque también las tuvo en el debate sobre la reforma del código procesal penal en lo relativo a la prisión preventiva. “Era un tema para ir a fondo y tratar lo que la sociedad hoy está discutiendo, que una persona entra por una puerta y sale por la otra. Tenía que ver con el juicio directo y lo planteé todos los días. El presidente se hizo el distraído”, dijo.

El vicegobernador Rolando Figueroa convocó para hoy a la mañana a una reunión de bloque con los diputados del partido provincial.

 

Fuente: Diario Rio Negro

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7

Share via
Copy link
Powered by Social Snap