jueves 8 DE diciembre DE 2022

Máximo no fue a la apertura de sesiones y Alberto le respondió: «Gobernar es responsabilidad»

El ex jefe del bloque de diputados del Frente de Todos Máximo Kirchner pegó el faltazo a la apertura de sesiones ordinarias que encabezó en el Congreso Alberto Fernández, quien pareció responderle cuando sostuvo que gobernar es «un ejercicio de responsabilidad» y recordó que el Frente de Todos se creó para ganarle a Mauricio Macri, pero debería ir por más.

 «Un proyecto político no se sostiene sólo como una coalición coyuntural o solo como una respuesta puntual ante una crisis específica. Se sostiene con su vocación de seguir representando a las mayorías, con propuestas inclusivas y reformadoras, con espíritu de amplitud y diversidad. Se potencia construyendo la gran avenida del progreso, del desarrollo y de la justicia social para la Argentina. Se trata de proponer. Se trata de construir», completó.

El kirchnerismo fue el gran ausente de la jornada: no hubo movilización de La Cámpora en la plaza, ni banderas en el recinto. Tampoco asistió el ministro del Interior Eduardo «Wado» De Pedro, de gira en Barcelona para participar del Congreso Mundial de Móviles, en el que se encontró con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Y por «motivos familiares», no fue el senador Oscar Parrilli, mano derecha de Cristina Kirchner.

En los palcos se vieron algunos funcionarios vinculados con la agrupación como el secretario de derechos humanos Horacio Pietragalla y la directora de Anses Fernanda Raverta. 

El gobernador Axel Kicillof también ocupó un palco al lado del estrado y la intendenta de Quilmes Mayra Mendoza se asomó al palco de intendentes, pero no se mostró mucho.

Máximo decidió quedarse en Río Gallegos y argumentó «razones familiares» pero lo cierto es que fue una forma de hacer visible la distancia que mantiene con el oficialismo en la previa de la discusión sobre el acuerdo con el Fondo en el Congreso.

Alberto respondió con tropa propia: en la calles se desplegaron militantes del Movimiento Evita, organizaciones sociales como el grupo octubre y el Movimiento de Unidad Popular (MUP); sindicatos como Obras Sanitarias de José Luis Lingieri. Pablo Moyano no movilizó pero sí se mostró en el palco, junto a Julio Piumato (judiciales), Héctor Daer (Sanidad) y Sergio Sasia (Ferroviarios).

Los intendentes también prefirieron hacer rostro en los palcos. En el más alto, casi indivisible, se ubicó Luis D’Elía; y Sergio Massa tuvo su balcón propio, con José Ignacio de Mendiguren (presidente del Bice), su suegra Marcela Durrieu y el economista Ezequiel Tombolini.

Como publicó LPO, en el kirchnerismo no hay una posición uniforme pero sí una orden expresa de no adelantar el voto. «No vamo2s a decir nada hasta que no entre al Congreso. Cuando lo lean todos vamos a ver quien tiene estómago. Un cogobierno con el Fondo es garantizarle la victoria a Rodríguez Larreta», afirmó a LPO una fuente de ese sector, que rechaza de plano el acuerdo con el organismo.

Alberto no pudo confirmar los detalles del acuerdo con el FMI, que llegaría en estas horas, pero defendió su anuncio del 28 de enero que provocó la renuncia de Máximo. 

«Es el mejor acuerdo que el gobierno de la Argentina podía conseguir. Me hubiera gustado que el gobierno anterior no hubiera recurrido en 2018 al FMI y muchos menos en las condiciones que ya describí. Pero esto es lo que sucedió y trabajé desde el primer día de mi presidencia para encontrar una solución. Con el entendimiento que logramos, podemos ordenar el presente y construir un futuro».

«Repito -insistió-: este es el mejor acuerdo que se podía lograr. Y gobernar es un ejercicio de responsabilidad. Gobernamos con convicciones firmes y con el pragmatismo necesario para saber qué es lo mejor para los argentinos y argentinas», concluyó el presidente.

FUENTE: La Politica OnLine

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7

Share via
Copy link
Powered by Social Snap