jueves 19 DE mayo DE 2022

Para la Senadora Crexell: LAS MARCHAS SE HAN DESVIRTUADO

La Senadora Lucila Crexell fue consultada sobre la marcha convocada por varios gremios nacionales y primero apuntó a la necesidad de su adaptación a los nuevos desafíos del mundo laboral: “Se debe dar el debate porque no se puede vivir en una sociedad con una determinada dinámica y donde hay sectores regulados para el siglo pasado.  Por lo menos es necesario poner sobre la mesa un diagnóstico y ponernos objetivos, y trabajar para lograr mejores condiciones laborales y nuevas oportunidades de trabajo”.

“La gente está harta, cansada. No quiere más enfrentar marchas y cortes cada vez que va, o vuelve de trabajar. Y encima le afectan el presentismo”, se lamentó Crexell, quien insistió con que “hay que replantearse cuál es el rol de los gremios y ver qué es lo que quieren, y cuál es la Argentina que quieren.  Me parece que ellos tienen una enorme responsabilidad en la historia de la Argentina y en especial en estos 30 años de democracia. Y hay que ver cuál es la propuesta que ellos tienen para este momento del país, porque a todo se oponen y no vemos que colaboren en un proyecto para el crecimiento y desarrollo del país”.

En ese plano, puso varios ejemplos, y recordó que “cuando nosotros queremos trabajar sobre una reforma razonable de ganancias se oponen, cuando queremos pensar actualizar las formas de contrataciones, se oponen. Lo mismo pasa con la capacitación de los gremios del Estado. Siempre es una oposición permanente y una obstrucción permanente a las necesidades, a pesar de que tenemos nuevos desafíos y nuevas demandas”.

“Hay un montón de cuestiones -añadió-, que como sociedad debemos encarar, y necesitamos la colaboración de los gremios y no la obstrucción. Yo creo que los paros y las marchas no le hacen bien al país.  Creo que lo mejor es sincerarse y dejar de oponer un poder cimentado en su fuerza de choque, para retomar el verdadero sentido gremial”, en este sentido, agregó, que no solo la cuestión gremial debería revisarse desde lo coyuntural, sino que Crexell planteó una mirada más de fondo porque, a su criterio, “los gremios deben hacerse un replanteo y empezar a dar muestras de transparencia de la gestión. El excesivo poder con el que se manejan es hasta cuestionable, y en Neuquén lo vivimos de forma permanente,  con los gremios estatales y los gremios vinculados al desarrollo petróleo, paralizan una provincia por cuestiones que hasta son ajenas a los trabajadores.

Dentro de los cuestionamientos al actual desempeño del mundo del trabajo, la Senadora del Neuquén por el MPN expresó su preocupación atento que “lo que también está totalmente frenada es la reforma tributaria para darle un incentivo a los sectores productivos. Hoy, la economía en negro se lleva el beneficio de los que pagan todo en blanco, que deben sufrir una presión tributaria de hasta el 40%,  debido al elevado porcentaje de economía en negro que nadie combate y ronda el 30%”.

Las consecuencias de no afrontar la ilegalidad “afecta la recaudación y las condiciones laborales de quienes están en esa situación de desprotección total. Y después el Estado se debe hacer cargo del desamparo que sufren las personas que están en esa economía informal”. 

También adjudicó parte de la responsabilidad por los escasos o casi nulos avances en esta materia, a que “hemos constituido la comisión de reforma tributaria, la que es  presidida por un diputado del PRO, y desde mayo solo ha convocado a la comisión dos veces y no hemos avanzado en absolutamente nada”. En este contexto afirmó que “también, entonces, el partido gobernante debería tener la seriedad de llevar adelante las propuestas que ellos mismos impulsan, y no solo en discursos o en los medios”.

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7

Share via
Copy link
Powered by Social Snap