miércoles 10 DE agosto DE 2022

“Queremos que las represas vuelvan a manos de las provincias para decidir su manejo”

El diputado nacional por la provincia del Neuquén, Rolando Figueroa, se reunió con su par rionegrino, Agustín Domingo, en el nacimiento del Río Limay. Ambos legisladores vienen trabajando hace un tiempo para lograr que las represas hidroeléctricas que se ubican sobre el Río Limay y el Neuquén vuelvan a manos de las provincias una vez que se finalicen los contratos de concesión otorgados en 1993. “Hay un consenso amplio en Neuquén y Río Negro para que no se prorroguen automáticamente las concesiones de las represas hidroeléctricas”, aseguró el legislador del Movimiento Popular Neuquino en este sentido.


“Queremos que las represas vuelvan a manos de las provincias para decidir su manejo”, fue el reclamo enérgico de los legisladores del Movimiento Popular Neuquino y Juntos Somos Río Negro teniendo en cuenta los cambios que se dieron en 1994, un año después de la firma de las concesiones, con la reforma de la Constitución, que en su art. 124 establece que corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio. Figueroa mencionó que en esa línea ya se expresó la Legislatura provincial y trabajan también en conjunto ambas administraciones provinciales. “Nos comprometimos en campaña a defender el Federalismo desde nuestra banca del Congreso, y eso significa, en este caso, recuperar la decisión sobre el manejo de nuestros ríos y garantizar que se tenga en cuenta primero el interés de los habitantes de nuestras provincias”, manifestó al respecto.


Las represas que se encuentran en Río Negro y Neuquén son El Chocón y Arroyito, Alicurá, Piedra del Águila y Pichi Picún Leufú. Las concesiones fueron otorgadas en 1993 y vencen en 2023, salvo Pichi Picún Leufú que finaliza en 2029. En el reclamo, el diputado neuquino también tuvo en cuenta la deuda del sistema de represas hidroeléctricas con la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) por el cambio en el cálculo de regalías, que se aproxima a los mil millones de pesos. “El problema para Río Negro se vio claro en esta emergencia hídrica, ante la que el Gobierno nacional priorizó la generación de energía y tuvo un criterio economicista, en perjuicio de la producción que depende de los ríos y del abastecimiento de agua de los rionegrinos”, sostuvo Domingo.


Rolando Figueroa aseguró finalmente que, como en este caso que los une un interés común con la provincia de Río Negro, “debemos llevar adelante una agenda de temas que hacen al mejoramiento en las condiciones de vida de los patagónicos, haciendo valer nuestros recursos y reclamando lo que nos corresponde”.

Más noticias

Radio Urbana Neuquén en vivo / 104.7

Share via
Copy link
Powered by Social Snap